viernes, 30 de abril de 2010

BOMBEROS MUNICIPALES VAN A UTILIZAR EL CASCO DE VISIÓN TERMICA EN SIMULACRO DE TERREMOTO


Por primera vez los Bomberos Municipales de La Antigua Guatemala, van a trabajar con el Casco de Visión Térmica, único en Guatemala, Centro América y El Caribe en el Simulacro de Terremoto que será organizado por el Gobierno de la República y la Coordinadora Nacional Para la Reducción de Desastres (Conred).
Este equipo es utilizado por los grupos de rescate a nivel internacional para buscar, localizar, accesar, estabilizar y rescatar (o recuperar en caso de fallecidos) personas que hayan quedado atrapadas en una estructura colapsada y que utiliza como fundamento operacional el Sistema de Comando de Incicentes (SCI), informaron los Bomberos Municipales de La Ciudad Colonial.
Uno de los escenarios del simulacro de terremoto será montado en la Ciudad Colonial de La Antigua Guatemala, donde van a trabajar los grupos USAR Liviano. Este consiste en el Grupo de Rescate en Estructuras Colapsadas Nivel Liviano (CRECL), el cual es un elemento activo del Sistema de Respuesta ante emergencias, que tiene como propósito desarrollar actividades dirigidas a la utilización del protolocolo del primer respondiente.
Los rescatistas se preparan para esta actividad donde van a poner su esfuerzo y profesionalismo en las tareas de busqueda y rescate en estructuras colapsadas tomando en cuenta las normas de seguridad para las operaciones BREC.
Las operaciones de rescate, estarán dirigidas por el Comandante Ejecutivo, Mayor Pedro Samayoa, la directora de la estación, Mayor Stephanie Richman y el Mayor Rony Iván Véliz (miembro del equipo USAR-CRECL)
Ante los eventos sísmicos en Haití y Chile el Gobierno ha tomado la decisión de iniciar el proceso preparatorio para un simulacro' dirigido por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) y que se realizará en junio, explicó el Presidente Álvaro Colom a los periodistas.
Agregó que el ejercicio contará con la participación de 'todos los sectores' del país.
El mandatario aseguró que 'no hay amenazas, indicios o advertencias' sobre un terremoto en Guatemala, pero señaló que es un acto 'de responsabilidad' preparar al país ante una eventualidad de esa naturaleza.
La próxima semana, agregó Colom, se instalará una mesa de coordinación en la que participarán representantes de los diversos sectores sociales del país para garantizar el éxito del simulacro.
En territorio guatemalteco se registran habitualmente temblores de intensidad regular, provocados por las ocho fallas sísmicas que atraviesan al país centroamericano.
El último terremoto de gran intensidad que sacudió Guatemala se registró el 4 de febrero de 1976, cuando un sismo de 7,5 grados en la escala Richter se cobró la vida de más de 25.000 personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada